Cada uno de los materiales para construcción tiene un propósito y un uso, así que para saber de qué manera funcionan es importante conocer sus características. En este caso veremos en qué son diferentes el cemento y el concreto.

Es posible que la confusión entre estos dos materiales se presente debido a que sus nombres son muy parecidos entre sí. Sin embargo, en la práctica son muy distintos. El cemento es uno de los materiales para construcción más utilizado mientras que el concreto es el resultado de la mezcla de varios materiales.

En el caso del cemento se obtiene mediante la mezcla de rocas de distintos tipos, arcillas y yeso, y para poder hacerlo reaccionar químicamente para generar otros compuestos es necesario agregarle agua a su mezcla. Sus propiedades adhesivas las obtiene debido al silicato de calcio hidratado que contiene.

Por otro lado, el concreto se consigue con la mezcla de cemento, arena, grava y agua. La cantidad que se agregue de cada uno va a depender del tipo de resistencia que busquemos. Esta decisión también obedecerá al lugar donde vayamos a utilizarlo.

En el ramo de la construcción a esta mezcla es conocida como mortero y es utilizado para distintos elementos estructurales dentro de una obra. Lee nuestro artículo sobre cómo hacer la mezcla de concreto si quieres hacerlo tú mismo.

En Materiales y Plomería Cuauhtémoc contamos con estos materiales para construcción. Contáctanos y con todo gusto te podremos surtir todo lo que necesites.